3 may. 2011


Si estás ahí, si estás leyendo ...
Quiero decirte que yo tampoco sé cómo se hace.
Que es como caminar a oscuras, que no ha sido ni es para mí nada fácil.
Quiero que sepas que yo también tengo mis dudas.
Que no es mi idea complicarte, ni que sufras.
Que busco nada más saber de dónde vengo, qué sueños me gestaron.

Si fue una pesadilla. Si me dejaste por amor.
No hay en este continuo peregrinar reproches ni reclamos. No busco incomodarte.
Quiero ser en tu vida un soplo de aire fresco, que te permita respirar, hacer liviano tu equipaje.

Quiero que vos seas eso para mí. Brisa de paz.
Y deseo con el corazón, cada vez más, que Dios te haya dado buena vida.

Amor de quienes te rodearon. Hijos. Una familia.
Que hayas podido ser feliz... como yo lo fui en incontables momentos de mi historia.

Deseo que estés bien. Deseo conocerte.
Porque tal vez nunca me olvidaste.
Porque yo nunca te olvidé... y tengo un gracias infinito por dejarme nacer que aún te pertenece